Un 11% de los británicos tuvo sexo con alguien que conoció en Facebook

Un nuevo estudio llevado a cabo  “Sexo en rehabilitación con el Dr. Drew”, muestra que el 11% de los británicos se han involucrado en relaciones sexuales con alguien que conocieron a través de Facebook.

La encuesta fue llevada a cabo por OnePoll.com, participando 2.000 personas que tuvieron que contestar preguntas de lo más variopinto sobre su hábitos online y su actividad sexual. Entre el resto de datos extraídos destacan los porcentajes referentes a las conductas sexuales directamente relacionadas con Internet y las redes sociales.

  • 46% han enviado los textos ilícito a alguien que no sea su pareja
  • 35% han incluido fotos de desnudos de sí mismos en los textos
  • 30% ve pornografía en línea por sí mismos
  • 17% ve pornografía en línea con su pareja
  • 10% han tenido relaciones sexuales con un compañero de trabajo (50% de las personas en el trabajo)

No es ningún secreto: Internet ha revolucionado la forma en que conocemos a nuevas personas y, por ende, en que emprendemos aventuras emocionales que bien pudiesen acabar en proyectos de pareja o encuentros sexuales de una noche.

Un reciente estudio, de cuya muestra habría que analizar su representatividad, afirma que un 11% de los británicos ha mantenido sexo con alguien a quien conoció en Facebook.

El envío de mensajes privados en Facebook o Twitter de contenido sexual parece ser algo frecuente para un 46% de la muestra, incluyendo un 35% fotografías de sí mismos desnudos en dichos comunicados. La transmisión y visualización de pornografía online es aplicable a más de un tercio del total.

Casi el 50%, además, reconoció haber permanecido toda la noche en vela navegando por sus redes sociales predilectas. Sería interesante saber qué proporción de estos noctámbulos se encuentra a la caza y captura y si, por tanto, el tiempo invertido en faceboqueartwittear está directamente relacionado con una intención (consciente o no) de encontrar a ese alguien que nos abraze al caer el sol o sirva de consuelo a nuestros más primitivos instintos.

¿Ha roto Facebook esa barrera de recelo que solía asaltarnos a la hora de entablar conversación con desconocidos? ¿acaso esos ‘‘amigos en común” nos reportan cierta confianza que facilita la interacción con nuevos agentes sociales? Diría que sí.

Fuente

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.