Categorías
Barcelona Camp Nou Carles Rexach Cola de Vaca Dream Team F. C. Barcelona Hristo Stoichkov Johan Cruyff Jorge Valdano Jugador de dibujos animados Koeman Laudrup Romario

Romario Da Souza Faria un jugador de dibujos animados

Romário Da Souza Faria nacio en Río de Janeiro (Brasil) en 1966. Es conocido en su país con el apelativo cariñoso de O Baixinho (“El bajito“), mide 1,68m, ha sido uno de los futbolistas más goleadores y sobre todo más virtuosos de la historia del fútbol.

Debutó como profesional en el Vasco de Gama brasileño con 19 años, en donde jugó de 1985 a 1988, conquistando 2 veces el Campeonato de Río de Janeiro, fue además en 2 ocasiones el máximo goleador del Campeonato.

En 1988 fue contratado por el PSV Eindhoven. Permaneció en este club hasta 1993 y con él se proclamó 3 veces campeón de Liga, fue máximo goleador de 3 campeonatos y ganó 2 ediciones de la Copa de los Países Bajos.

El 6 de julio de 1993 se anuncia que el FC Barcelona ha realizado una oferta por Romário. El acuerdo cristalizaría el 14 de julio de 1993 a razón de 10 millones de dólares en concepto de traspaso y ficha del jugador, que firmaría por 3 temporadas con el equipo catalán. Marchó a España donde jugó una excepcional primera temporada en la que ganó el Trofeo Pichichi como máximo goleador y se proclamó campeón de liga.

Fue memorable el gol que anotó en el derbi español de esa temporada, haciéndole al defensa español Rafael Alkorta un sorprendente regate llamado cola de vaca, ese partido fue el del histórico 5 a 0 sobre el Real Madrid en el Camp Nou. Para el recuerdo queda también el dato de que frente al Atlético de Madrid marcó un hat trick en el partido de ida y otro en el de vuelta, Jesús Gil debió de pasarse semanas soñando con él.

Su paso por el FC Barcelona logró ser uno de los futbolistas más admirados del momento a nivel mundial. En este equipo compartió vestuario con: Stoichkov, Laudrup, Koeman, Guardiola o Sergi entre otros, que, entrenados por Johan Cruyff, formaron el llamado “Dream Team” que ganó 4 ligas consecutivas. En la Copa de Europa su aportación también se notó y el Barça alcanzó la cuarta final del máximo torneo continental de su historia, que acabaría perdiendo por 4-0 ante el Milán de Fabio Capello.

La temporada siguiente estuvo plagada de conflictos entre Romario y Johan Cruyff debido a los continuos viajes de Romario a Brasil, esto hizo que el FC Barcelona prescindiera de sus servicios. Romário jugó su último partido con la camiseta del Barça en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid, partido en el que los merengues se tomarían la revancha y vencerían por 5-0 a los blaugranas.

En 1995 regresó a Brasil para jugar 2 temporadas en el Flamengo, convirtiéndose en el máximo goleador del torneo brasileño. En esa temporada hizo un efímero regreso a España fichando por el Valencia.

Su conducta impropia, y sus malos modales, a pesar de sus indiscutibles habilidades goleadoras, le crearon nuevos problemas con su entrenador, en esta ocasión Luis Aragonés, al que todos conocemos por su “mala leche”, estaba claro que con estos 2 elementos en el mismo equipo la explosión se venía venir de lejos, efectivamente no tardaron en resultarse insoportables el uno al otro, por suerte para Romario el Valencia despidió a Aragonés al poco tiempo, pero trajo a otro tipo con fama de “hiperdisciplinado”, Claudio Ranieri, todo ello aceleró el regreso de Romario al Flamengo.

En el 2000 fue contratado por el Vasco da Gama, viviendo en sus filas una extraordinaria temporada, durante la que ganó el Campeonato Brasileño, siendo el máximo goleador del campeonato.

En julio de 2002, fue presentado como nuevo jugador del Fluminense y en febrero de 2003 se unió por cien días a un club qatarí, Al-Saad. Finalizada esta experiencia en el fútbol árabe, en junio de 2003 firmó de nuevo con el Fluminense, pero Romario contaba ya con 37 años, y las limitaciones físicas y sus habituales indisciplinas provocaron agrias controversias con su técnico, Alexandre Gama, que dieron lugar a que en octubre de 2004 fuera despedido.

A finales del 2004 volvió al Vasco da Gama y, en el 2005, con ¡39 años!, fue nuevamente el máximo goleador del Campeonato Brasileño.

Su siguiente destino fueron los USA, donde nuevamente fue el máximo goleador con el Miami FC en el 2006

Durante ese mismo año, también jugó durante 2 meses en el Adelaide United australiano. Romário a los 41 años marcó en 2007 el gol número 1.000 de su carrera profesional (según la versión del jugador). Esta cifra está discutida por la FIFA, organismo que otorga al brasileño algo más de 930 tantos, discutiendo así, goles anotados en amistosos. De todos modos sus goles oficiales según las fuentes que he consultado son tan solo 613. En octubre de 2007, ejerció durante varios partidos de jugador-entrenador en el Vasco da Gama.

El día 15 de abril del 2008 Romário anuncia su retirada del fútbol profesional a los 42 años.

A nivel de selección nacional: ganó el Mundial de 1994 y obtuvo el trofeo al mejor jugador del torneo. Fue también dos veces Campeón de la Copa América en 1989 y 1997.

En 1988 conquistó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl y fue máximo goleador del torneo. En 1994 fue galardonado con el premio al mejor jugador del mundo FIFA World Player y en el 2000 como el Futbolista sudamericano del año.

Es uno de los pocos jugadores que han conseguido un trofeo de máximo goleador en 3 ligas distintas: brasileña, española y holandesa.

Uno de los mayores disgustos se lo llevó en el año 1998, al no poder participar en el Campeonato del mundo de Francia, ya que no se repuso a tiempo de una lesión. Para el mundial de 2002 no fue seleccionado por Scolari, entrenador en ese momento, pese a que hubo un movimiento popular para que Romario fuese convocado.
Asegura que durante un viaje de avión con la selección brasileña practicó sexo en el lavabo del avión con una de las azafatas de vuelo.
Siempre polémico por su vida amorosa, su afición a la vida nocturna, las ausencias a los entrenamientos, peleas y privilegios sobre otros futbolistas, Romario siempre ha figurado en la prensa, sus fiestas eran muy sonadas.

Una vez alguien le preguntó por su libro favorito y él contestó “Leer me da dolor de cabeza”.

Tras las últimas elecciones en Brasil se ha unido al club de exdeportistas políticos, ha conseguido un asiento en la Cámara de Diputados de Brasil, como legislador del Partido Socialista de Río de Janeiro. Da la casualidad de que el ex deportivista Bebeto (su pareja de ataque en USA´94) también forma parte de la cámara como diputado del Partido Democrático Laborista.

Según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), es el único futbolista que ha sido 14 veces el máximo goleador en torneos de Primera División: 10 veces en Brasil, 3 en Holanda y 1 en España.

En 2009 es condenado a 2 años de prisión y una multa de 391.000 reales (cerca de 223.400 dólares) por no declarar los ingresos que recibió del Flamengo en 1996.

Jorge Valdano dijo en su momento “Romario es un futbolista de dibujos animados”.

“Era capaz de crear peligro en una baldosa”, dijo de él Johan Cruyff. “Es el mejor entrenador que he tenido”, ha dicho Romario, para sorpresa, entre otros de Txiki Begiristain: “¡Si discutían cada semana!”.

Una de sus frases más famosas fue “Si no salgo de noche no meto goles”.

Se cuenta que el Barça le puso un detective y que Romario lo invitó a una copa: “Esta ronda te la pago yo, que te va a costar un riñón la noche” De todos modos estas cosas pienso que serán leyendas urbanas.

Algunos amigos suyos aseguran no haberlo visto jamás bebiendo alcohol, eso sí, siempre rodeado de mujeres.

Su compañero en el Barça, Quique Estebaranz, cuenta que durante un partido,  se pegó una carrera de muerte y, al ir a centrar, no vio a Romario en el área. “Romi, corre un poco más, joder”, le gritó. Romario se le acercó: “Corre tú, que para eso te pagan. Yo cobro por meter goles, no por correr”.

Tiene 6 hijos y se ha hecho la vasectomia, eso sí, por si acaso ha congelado su semen.

En 2009 pasó una noche en la celda de una comisaría de policía por no haber pagado la pensión alimenticia de dos de sus hijos.

Si no habéis visto jugar a Romario mirar este vídeo de cerca 8 minutos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.