¿Por qué pagamos canon digital con los Apple TV, iPod, iPad, iPhone…?

  • por

Lo primero de todo es tener las cosas claras, ¿qué es elcanon digital y por qué tenemos que pagarlo? En contra de lo que mucha gente cree, el canon digital no compensa a las Sociedades de Gestión de los Derechos de Autor por la piratería, ni mucho menos legitima esta bajo ningún concepto. El canon digital se define legalmente como remuneración compensatoria por copia privada. ¿Pero qué es esto?

En España, la Ley contempla lo que se llama el derecho a la copia privada. Según la Ley 22/1987, de 11 de noviembre, de Propiedad Intelectual, derogada en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprobó el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, y modificada hasta la Ley 23/2006, actualmente en vigencia, la Ley española establece que se permiten las copias de obras literarias, artísticas o científicas sin previa autorización de los titulares de propiedad intelectual, siempre y cuando sea para uso privado del copista, y la copia no sea utilizada con fines colectivos ni lucrativos. De esta definición se excluye la copia privada de software o programas de ordenador. Esto es lo que se denomina, el derecho a la copia privada, y este es el hecho que el canon compensa y por el que se existe. La Ley obliga a ejercitar el cobro a través de las entidades de gestión colectiva (SGAE, AIE y AGEDI) y por ello se le denomina un “derecho de remuneración de gestión colectiva forzosa”.

Tratando de explicar más claramente aún, el canon digital es aquel que se establece para compensar a los autores, del derecho que la Ley otorga al ciudadano a realizar una copia de su obra en un formato o medio que difiere de aquel en el que ha sido adquirido de manera lícita. De esta forma, un CD de un artista, en su precio, lleva implícito el derecho a reproducir y disfrutar en dicho medio de la obra adquirida, pero NUNCA el de duplicar ese contenido con fines privativos en un medio diferente (otro CD, un iPod, un iPhone, el disco duro de nuestro ordenador a través de iTunes…) por lo que el autor, según la Ley 22/1987 donde ya fue creada esta tasa especial, tiene derecho a recibir una compensación económica por esto.

 

Dicho canon compensatorio, ya se pagaba hace años por la cintas vírgenes de cassette y VHS, y en el año 2003, durante el último gobierno de José María Aznar, pasó a tasar a los CDs y DVDs vírgenes. Posteriormente, en la anterior legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, el 18 de diciembre de 2007, se amplió el canon a las grabadoras de CD+DVD, a los MP3, memorias flash, discos duros que no sean el principal de un equipo, igual que a los teléfonos móviles o PDAs capaces de almacenar o reproducir música. Todo como resultado de un nuevo acuerdo entre las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual (con la SGAE al frente) y ASIMELEC, la Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica, que representa a las empresas del sector.

La reforma de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada en diciembre de 2007 introdujo unas nuevas tarifas fijadas por Orden Ministerial del 18 de junio de 2008 que entró en vigor el 20 de junio de 2008 y que quedan de la siguiente forma:

  • Grupo I, Equipos de Grabación: Grabadora CD 0,60 €; Grabadora CD/DVD 3,40 €; Grabadora DVD de sobremesa 3,40 €, Discos duros no excluidos 12,00 €; Grabadora de TV sobre disco duro 12,00 €; MP3 3,15 €; MP4 3,15 €; Teléfono móvil con MP3 1,10 €.
  • Grupo II, Soportes de Grabación: Soporte CD-R 0,17 €; Soporte CD-RW 0,22 €; Soporte DVD-R 0,44 €; Soporte DVD-RW 0,60 €; Memoria USB/Flash 0,30 €.
  • Grupo III, Equipos Multifunción y Copiadoras: Multifunción de inyección de tinta 7,95 €; Multifunción láser 10,00 €; Escáner 9,00 €; Copiadoras hasta 9 ppm 13,00 €; Copiadoras de 10 a 29 ppm 127,70 €; Copiadoras de 30 a 49 ppm 169,00 €; Copiadoras de 50 a 69 ppm 197,00 €; Copiadoras de 70 ó más ppm 227,00 €.

Por lo tanto, mientras un ordenador como tal, no paga canon, su unidad óptica sí. Si tiene dos discos duros, uno de ellos no pagará canon (el destinado a sistema operativo) pero el otro sí. En cuanto a los reproductores, un iPod Touch, iPad, iPhone, Apple TV, se entiende que tienen almacenamiento interno y que se utilizan para reproducir música o vídeo comprimido, por lo que se ajustan al pago del mismo. Aun así, el Apple TV, al no almacenar sino recibir el contenido de otros dispositivos de la red, debería estar exento, pero eso son matices técnicos que seguramente no le interesan a los que cobran.

Apple cobra este concepto dentro del precio final de venta, junto a impuestos indirectos como el IVA y otra serie de gastos implícitos. Por eso, sumado a que los precios que vemos en USA de los dispositivos Apple son sin aplicar ningún tipo de impuestos (son cobrados posteriormente por cada Estado del país, en función de su propia legislación) ya sabemos por qué hay esas diferencias tan extrañas.

 

El problema de base es que actualmente está más que demostrado que muchos soportes se usan para fines personales, y la aplicación del canon se efectuaba por igual a empresas y a particulares, basándose en la premisa de la presunción de culpabilidad, por el que todo dispositivo que se vende tiene el único fin de contener obras protegidas por derechos de autor. Ahora esto ha dado un paso importante, y el 21 de octubre de 2010, el tribunal de la Unión Europea ha declarado ilegal la aplicación del canon digital para empresas y profesionales en España, excluyendo a los consumidores y aclarando que esta exención está supeditada a que su uso sea para fines distintos al de la copia privada.

Hay una curiosa paradoja a este respecto, pues con el texto legal en la mano, la SGAE interpreta, como hemos dicho, que la única persona con capacidad de ejercer el derecho a la copia privada es aquella que posea legítimamente la obra (haberla comprado), mientras que otras asociaciones en contra del canon apuntan que esto es falso y no es necesario ser legítimo propietario de la obra para poder ejercer el derecho de copia privada. Es decir, la SGAE dice que quien copia de una copia es ilegal, mientras que otros dicen que no. La verdad es que la Ley estipula:

No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25.

La clave está en el accedido legalmente. Según la SGAE la única forma de acceder legalmente a la obra es ser legítimamente su propietario (haber comprado una copia legal), pero aquí la Ley da una vuelta sobre sí misma, porque si es legal hacer una copia privada, esta, siendo legal en sí misma, debería ser “un medio de acceso legal” a la misma. Por lo tanto debería permitir copias de una copia como algo legal. Es un problema que no tendrá solución pues da lugar a cualquier tipo de intepretación.

Con todo esto, espero haber podido aclarar todo este lío, y por qué tenemos que llenar los bolsillos, más aún, de quien ya de por sí los tiene llenos. Y lo peor de todo, pagando por hacernos copias de nuestros CDs originales a otros medios para disfrutarlos (una copia para el coche, volcado en iTunes e iPod, etc…). El paradigma del canon en su reparto, es que quien más vende más recibe. Creo que este modelo está vacío y los autores son las auténticas víctimas de esta feroz industria. Debería haber métodos que no compensen al autor, sino que le permitan recibir lo que merece por su obra, y no que el máximo porcentaje se lo queden aquellos que distribuyen esta. Internet es el medio que al final eliminará los intermediarios (o los minimizará) proporcionando una vía más directa y una compensación real y mejor a quien lo merece: el autor.

Si queréis saber más sobre el tema, no dejéis de pulsar en los diferentes enlaces repartidos por el artículo (que en parte han servido de base de documentación para desarrollar este artículo) donde podréis obtener más información acerca de este tema. Tampoco podéis dejar de leer el interesante e ilustrativo libro del abogado David Bravo Bueno, Copia este Libro, editado bajo licencia Creative Commons, donde tenéis mucha más información muy interesante sobre este tema ybrillantes ejemplificaciones de por qué el concepto actual de los derechos de autor y su compensación, están obsoletos y necesitan un cambio.

Fuente

Facebook: https://www.facebook.com/EIMafias/

Twitter:@ElMafiasdelTuit

Instagram: https://www.instagram.com/paramissuperioresoficial/

Twitch: https://www.twitch.tv/eimafias/


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.