Las claves del clásico

1.-) La fuerte presión del Madrid en la zona de tres cuartos de campo, además de servir en bandeja el 0-1 a Benzemá, le impidió al Barcelona dar fluidez a su juego e imponer su ritmo durante la primera media hora de partido.

2.-) La llegada de Iniesta a la zona de creación fue como una bombona de oxígeno para Xavi y Busquets. Ese movimiento relegó a Cesc a un segundo plano pero fue una balsa de aceite para la transición defensa-Messi.

3.-) Con motivo de su adelantada línea de presión, el Madrid concedió demasiados espacios a Messi. Fruto de ello nació el primer gol. Alexis, un portento físico que conoce a la perfección los secretos del fútbol fangoso, gana la carrera a Coentrão, la espalda a Pepe, y define con un tiro cruzado digno de un delantero del Barça. 1-1.

4.-) El 1-1 fue un duro golpe anímico para el Madrid, que tras el gol de Alexis relajó la presión y retrasó la posición de sus jugadores más adelantados. Eso permitió un mayor control de juego a los cartesianos del mediocampo barcelonista, que prácticamente se mantuvo durante el resto de partido. Asimismo el Madrid achicó espacios y obligó al Barça a jugar más pausado y con más toques en corto. Consecuencia de esas endiabladas triangulaciones llegó el 1-2 tras un disparo lejano de Xavi.

5.-) Cristiano y Messi. Tras el 1-2 Cristiano tuvo en su cabeza su segunda clara ocasión del día contra Valdés, una vez más falló. En la siguiente jugada Messi encendió la luz, atrajo a dos defensas, dobló para Alves, y 1-3 de Cesc, poco participativo en el transcurso del partido pero con una pegada sensacional. Messi, demasiado individualista en partidos anteriores, jugó para el equipo y Alexis, Cesc y compañía lo aprovecharon.

6.-) La defensa del Barcelona. Puyol, El Capitán demostró porque con él en el campo se pierden tan pocos partidos. Ejemplo de concentración, intensidad, y capacidad de corrección de errores. Lecciones que igualmente conoce y domina Mascherano, pero Puyol ofrece un plus que muy pocos jugadores pueden ofrecer. Por su parte Alves se ocupó de dar al “off” en Marcelo, el ventilador del Madrid cuando ataca. Alves y Busquets, además de su espectacular aportación defensiva y posicional son una garantía en la creación. Cuando no sabes qué hacer con el balón, se la puedes dar a ellos (entre otros).

7.-) La violencia que emplean jugadores como Pepe (el líder), Ramos, Marcelo, Coentrão, y el gran tapado, Xabi Alonso, es peligrosa para el fútbol. Xabi es de los que más duro pega, el primero en protestar y en exagerar las faltas para provocar tarjetas. Todo ello lo sabe esconder con un tono coherente y amable fuera de los terrenos de juego. En el campo, y especialmente en los clásicos, una conducta intolerable.

8.-) Andrés Iniesta. Su importancia en partidos clave aumenta con el paso del tiempo y no sólo en lo que a goles concierne. Su partido de ayer fue memorable, una lección de cómo se debe jugar al fútbol. Guardiola le sustituyó en los minutos finales, probablemente para generar la ovación del Bernabéu a la persona que les dio una de las mayores alegrías de su vida. Sólo encontró pitos, pero dejó claro que si hay alguien en este mundo capaz de discutir el reinado de Messi, ese es él, ANDRÉS INIESTA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.