marzo 1, 2021

Paramissuperiores

Tutoriales, Consolas Retro.

 

Cuando Pep Guardiola fue contratado como entrenador del Barcelona tenía un concepto muy claro de lo que quería como 9 del equipo, quería un 9 puro, alto, que pudiera bajar balones y jugar de espaldas para combinar con los medios cuando ellos avanzaran posiciones, un estilo Kluivert como dijo Pep en una de sus primeras ruedas de prensa como entrenador de la primera plantilla del Barça, así llego a Ibrahimovic para que jugara con ese rol, el sueco no cuajo y acabo yéndose al Milán enfrentado con Guardiola, su recambio fue Villa, pero el asturiano no venia para jugar de 9, sino en banda, la punta del ataque se convirtió en la nueva posición de Leo Messi, su adaptación fue brutal, no bajaba balones altos a causa de su altura lógicamente pero si podía combinar con las subidas de los centrocampistas a mas de jugar de cara o bajar a combinar al centro del campo para crear superioridad, el equipo funcionaba a la perfección pero te dejaba con el regusto amargo de la falta de una referencia en las situaciones en las que Leo bajaba junto a Xavi y Iniesta, con la llegada de Cesc parece solucionado ese problema, cuando Messi baja, Cesc Sube a ocupar esa posición de “falso 9”, Guardiola este año quiere tener siempre una referencia sea Messi, Cesc o Thiago como en el partido de hoy ante la Real Sociedad, Fabregás salía de 9 pero eran constantes los cambios de posiciones con Thiago, la defensa donostiarra estaba muy adelantada lo que facilitaba esa labor de cambio de posiciones, mientras uno bajaba, el otro subía y dejaban desconcertada la defensa rival, Xavi se movía muy cómodo y no tardo en darse cuenta de que dando balones a las espaldas del rival podían hacer mucho daño, en la primera ocasión no salió perfecto pero se creó una ocasión de gol, Alexis estaba siendo el más incisivo y antes de los 10 minutos recibió un pase de Cesc a las espaldas de la defensa, que no dudo en dársela a Xavi para que marcara a placer, el segundo que llego unos pocos minutos después fue una copia del primero solo que en este caso Pedro fallo inexplicablemente con la suerte de que el rechace llego a Cesc, este no perdono y puso el 0-2. El partido estaba dominado totalmente por los culés, la presión asfixiante hacia que les durara segundos a los jugadores de la Real pero esa intensidad empezó a disminuir paulatinamente, Griezman y Agirretxe empezaban a crear peligro y pese a la alta posesión del Barcelona, el partido ya no se veía ten dominado. Tras el descanso la tensión culé estaba ya por los suelos y al cuarto de hora Agirretxe ponía de cabeza el 1-2, seguidamente era el francés Griezman quien tras un rechace producida por una mano de Busquets debajo los palos a remate de Agirretxe ponía el empate a 2 en una jugada polémica por la duda del árbitro en la acción en la que dudo unos segundos que pitar. En una ocasión manifiesta de gol, una mano sea voluntaria o no, es penalti, si encima es voluntaria, el jugador debe ser expulsado con roja directa. A partir de ahí el nerviosismo y la precipitación culé impidió realizar acciones claras en la portería de Bravo, Valdes tampoco tuvo mucho trabajo, aunque se respiraba peligro en las dos áreas el gol no acabo llegando para ninguno de los dos. La nota negativa fue la lesión de Alexis Sánchez tras una entrada por detrás de Daniel Estrada que debió ser roja y que se quedo en falta nada mas, el chileno a falta de confirmarlo con las pruebas médicas tiene para 6-8 semanas a causa de una rotura muscular en los isquiotibiales.

A %d blogueros les gusta esto: