febrero 27, 2021

Paramissuperiores

Tutoriales, Hacks, Consolas Retro.

 

Ayer tras el partido entre Valencia y Barcelona los dos entrenadores dieron una lección de comportamiento, civismo y respeto. Josep Guardiola y Unai Emery no buscaron escusas a los errores que podían haber tras empatar a 2, en una época en el que el mayor protagonista de las ruedas de prensa es José Mourinho, un entrenador al que la autocritica no entra en sus cualidades, en el que las escusas ajenas son su mayor arma de defensa como nos tiene acostumbrados y su habilidad para encontrar nuevos culpables es de un genio inaudito, y es que las hemos visto y escuchado de todos los colores, que si el árbitro va en su contra, que si les perjudica, que si el terreno de juego está en mal estado, que si los rivales provocan a sus jugadores, que si los rivales fingen, que si un jugador suyo expulsado es el culpable de no ganar un partido en el que han disparado 2 veces a portería, que si las altas estancias deportivas no les permiten hacer lo mismo que a los demás, ya el colmo fue verle meter el dedo en el ojo a un entrenador rival con premeditación y alevosía. En cambio en las ruedas de prensa de Pep y Unai no se escucho en ningún momento la palabra arbitro y eso que hubieron varias jugadas dudosas de penaltis y expulsiones, pero no entraron en excusarse, ni en buscar culpables que no fueran ellos mismos.

Mi aplauso y reconocimiento a dos entrenadores ejemplares dentro y fuera del campo que no defraudaron en cuanto a respeto hacia el rival, el árbitro y su propia gente, dos ejemplos a seguir.

Aquí dos resúmenes de las dos ruedas de prensa:

A %d blogueros les gusta esto: