marzo 4, 2021

Paramissuperiores

Tutoriales, Consolas Retro.

Advertisements

 

Por 5ª temporada consecutiva el F.C. Barcelona se ha clasificado para las semifinales de la Champions League, esta vez el rival apeado ha sido un grande como el AC Milán que pese a mis pocas expectativas a que fuera un equipo competitivo, lo ha sido a base de raza y orgullo, se podría decir que es de los equipos que juegan con menos intensidad del continente europeo, pero en cuartos de la UCL y ante un rival tan exigente, han sacado todo su poderío físico y experiencia para equilibrar la eliminatoria. Tras el 0-0 de la ida y pese haber creado más de 20 ocasiones de gol, el día antes de la vuelta se empezaba a respirar entre los culés un gran nerviosismo, la anaconda culé se agrandaba por momentos, por suerte los jugadores hicieron valerse de esa experiencia cogida de las 4 temporadas precedentes para hacer un partido soberbio, pudiendo y sabiendo cuando adelantar o retrasar líneas, jugar con defensa de 3 o de 4 sin tener que dar mano del banquillo y con un control impecable de las emociones que pocos equipos en la historia han demostrado. El 3-1 final no refleja la enorme superioridad mostrada sobre el terreno de jugo, pese a la controversia por los 2 penaltis pitados a favor del Barça, a mi no me deja ninguna duda de que si lo eran, como tampoco les ha dejado ninguna duda a la mayoría de prensa italiana, donde el centro de las criticas han ido lógicamente para Alessandro Nesta por cometer unas infracciones impropias de un jugador de su calibre y experiencia. Ahora se presentan unas semifinales apasionantes ante un Chelsea en claro estado ascendente y con un Fernando Torres que vuelve a estar con confianza y al que siempre se le ha dado muy bien jugar contra el Barça. Todo y así estoy convencido de que el Barça es superior y pasara a la final de la Champions league, igual que estaba plenamente convencido de que pasaríamos ante el Milán, 5 años llegando a la semifinal y 2 títulos de la UCL, 3 títulos consecutivos de la Liga BBVA y un juego que para muchos es el mejor que han visto jamás, nos tiene que dar la confianza suficiente como para no sufrir con este equipo, porque si no aguardamos los partidos con el máximo optimismo ahora que el club pasa por los mejores tiempos de su historia, nunca nos desprenderemos de esa maldita anaconda, confiemos y disfrutemos. ¡DON’T WORRY, BE HAPPY!

 

A %d blogueros les gusta esto: