febrero 28, 2021

Paramissuperiores

Tutoriales, Hacks, Consolas Retro.

Leyendo un articulo de Carlos Zaragoza en su blog estoy de acuerdo en lo que escribe. Aquí os dejo dicho artículo.

Quien tenga la paciencia de leer mis artículos sabrá que considero a Johann Cruyff el personaje más importante de la historia del fútbol, pues fue el líder en el campo del Ajax y la Orange de Rinus Mitchel, que inauguró el fútbol moderno; y como entrenador, fue el forjador del fútbol que, sublimado por Guardiola, ha alcanzado lo más parecido a la perfección que se recuerde. En efecto, sus años jugando en el Ajax lo consolidaron como mejor jugador europeo de todos los tiempos sin la menor duda. Y su Mundial 74 es el único equiparable individualmente al que hizo Maradona…Es más si hubiera ganado la Final la quiniela estaría reñida.

Pero el tipo nació caradura, y se morirá tal cual. De entrada es de esos que dice que la pereza es la madre de todos los vicios…y como tal hay que respetarla. Ha sido un vago del carajo siempre, y en su momento encontró el compi ideal para ejercer: Rexach. Hay que descubrirse ante la pasta que han ganado estos dos sin dar un palo al agua. Sus fotos sentados cada uno en un balón viendo entrenar mientras se echaban unas risas, para enmarcar. Pero eso es lo que tienen los genios, de la misma manera que famosos pintores se han choteado del personal pintando bodrios antes de irse a dormir la mona, llegaba Johann, ponía a Guardiola a marcar al Buitre, perdía el partido de calle…y le echaba la culpa al entorno. Con un par.
No olvidemos que el tipo es holandés, paradigma del “fenicio a la europea”, capaz de venderte un calcetín de segunda mano con su tomate y todo, o mejor aún, capaz de mediar en esa venta y llevarse una comisión. Pero además un holandés que es de pura cepa, como Johann, es más retorcido que Mou tras una polémica arbitral a la que agarrarse…que ya es decir. De sus vericuetos mentales dan fe muchísimos de sus actos. De entrada renunció a la selección con solo 28 años tras el Mundial del 74, que fue el de su consagración. Solamente Schuster ha sido un caso equiparable, pero al menos éste parecía obedecer órdenes de su mujer, y ya se sabe, donde hay patrona, el marido se convierte en un complemento circunstancial, por mucha apariencia de chulín que se tenga, como en el caso de Bernardo.
Cuando Cruyff llegó a España en el 74, creo recordar que le pidió ¡60.000 pesetas de la época! al diario Marca para dar una entrevista. Fue un escándalo del carajo. Como era un extraterrestre como jugador, decidió que le convenía rendir bien el primer año, aunque le tocara correr tras el cigarrillo que se fumaba en los descansos. Como buen neerlandés, sabía que ese año le permitiría vivir de las rentas y seguir cultivando a mamá pereza en los años siguientes.
Siempre cuento que me enganché al Barca el día que, en su primer año, vino Cruyff a jugar a la Romareda contra mis ídolos, los zaraguayos. Resultado: 4-4…y los 4 goles del Barça del flaco. Me quedé tan alucinado que hice al Barça mi segundo equipo…casi a la par que el Zaragoza de Diarte y Arrúa. Y Cruyff pasó a ser mi ídolo porque era un marciano al lado del resto. El delito que tuvo el tipo es que, siendo años luz mejor que el siguiente, se esforzaba cuando le apetecía, y ese apetito no era suficiente para aportar títulos al equipo.
Ahora, es lamentable que, siendo un mito viviente, no asuma su papel y se dedique a dividir en vez de a multiplicar, jugueteando con o contra los Presidentes del Barça según sus intereses. Y no olvidemos que este tipo no se mueve por amor al arte. Todos sabemos de sus amores (metafóricos) con Laporta, abogado con aspiraciones políticas que ha utilizado al Barça indecentemente, pero que milagrosamente fundamentó lo que ahora es el mejor equipo del mundo…gracias a que Rosell se trajo a Ronaldinho y cambió la historia dirigiéndola hacia el éxtasis actual, basado en la mejor decisión de Jan: darle la batuta a Guardiola.
Lo auténticamente heavy es oír a Cruyff atacar sin piedad a Rosell para excluirle de cualquier protagonismo en ese orgasmo non-stop en el que su equipo le tiene inmerso. Y  que Johann acuse de excesiva obsesión por el dinero a Rosell es como si Farruquito te denuncia por conducir deprisa. Parece que Johann estaba encantado con los derroches de Jan Laporta, con el déficit creciente, con ese camino a la quiebra…¿porqué? ¿Alguna facturilla mensual de asesoría vestida de Fundación se ha visto revocada?.
En fin, este es Johann Cruyff, ese que lleva 40 años aquí y habla español peor que cualquier rumano que lleva tres meses por estos lares. Es una Leyenda como profesional y, a la vez, un tipo al que yo no aceptaría como socio ni regalao. Siempre se ha movido por la pela, y quien pasa por el aro tiene su apoyo. Quien no traga lo tiene enfrente. Los amantes del mejor fútbol le perdonamos todo porque trajo el cambio más maravilloso que se recuerde al fútbol de ataque, creó un estilo, lo inyectó en vena hasta a los benjamines del club, y con ello dio un empujón a la filosofía de cantera implantada por otros que ha configurado el Modelo más admirado de la historia.
Pero Johann, ya sabes que lo que procede de ti en cuanto a reproches económicos no cuela. Eres referencia en fútbol, pero un cero a la izquierda en ética económica. Y lo que más rebaja tu imagen es que pretendas manchar al Presidente electo del Barça con un cotilleo de comadres alrededor de una mesa camilla. ¿Qué importancia tendría que Rosell hubiera preferido a Mou si al final no se ha dado y Sandro está encantado con Guardiola?.
En fin, lo bueno de los Genios es que tienen licencia para rebajarse a la categoría de tocapelotas, porque todos preferimos acordarnos de sus hazañas …A lo mejor es porque casi todo lo que hablan que no es de fútbol, es tan irrelevante que se nos olvida en cuestión de minutos. En fin…¡Viva el Flaco!, sobre todo calladito.
A %d blogueros les gusta esto: