Aquellos maravillosos años

  • por

Gran post de José Carlos Carrasquet

 

En un ejercicio de ciencia ficción, hoy me apetece pensar que estamos viviendo en los albores del año 2030, y con 65 años ya cumplidos y disfrutando de una bien ganada jubilación, me siento con mis nietos a ver ante la televisión, el intento por conseguir nuestro décimo título Mundial de Clubs. Observamos desde el sofá, también por la mañana, que un once pleno de canteranos aparece por el tunel de vestuarios, y pone nuevamente en juego la hegemonía mundial ante el equipo argentino de River Plate, que después de unos años oscuros en la primera década del siglo XXI, resurgió de sus cenizas para convertirse en un referente del fútbol sudamericano.

Mi nieta pequeña, como ahora hace mi hija, se enfunda una camiseta con el diez azulgrana a la espalda, y sentada en el suelo con las piernas cruzadas, con la espalda hacia delante y cerca del televisor aplaude enfervorizada presagiando que este año otra vez volveremos a reinar.

    • “Avi, la décima, nadie tiene más que nosotros, verdad?”
    • “No, hija mia. Este club es único en el mundo, y desde que Guardiola creó un equipo jamás visto, no hemos parado de crecer y crecer hasta hoy.”
    • “¿Guardiola? – ¿Quién es Guardiola, avi?”

Y mi memoria entonces, viaja en el tiempo, y en un ejercicio de nostalgia, una nebulosa invade mi cerebro y en éste se reproducen imágenes allí almacenadas y que creía ya olvidadas. Y en ellas, veo un joven técnico, que proveniente de un filial azulgrana, estampa su firma en un contrato ante las dudas de todos los eruditos y aficionados de aquella época, que veían como se ponía en manos de un novel un equipo que acababa de romper con uno de sus pocos ciclos gloriosos hasta entonces. Veo los primeros partidos, recuerdo las primeras crónicas, las primeras dudas, y los primeros resultados adversos. Me vienen a la memoria las primeras críticas, los “yo ya lo dije”, los “se veía venir”. Y también veo como poco a poco el fútbol empezó a fluir, y el juego del equipo empezó a maravillar.

  • Guardiola es el que invento esta forma de jugar que ahora ves, hija mía.
  • ¿Y ganó muchos títulos, avi?
  • Sí, ha sido el técnico con más títulos de la historia”. 8 Ligas y 6 Champions consiguió para el Barça
  • ¿Y los jugadores de aquel Barça, eran mejores que estos, avi?

Y nuevamente mis recuerdos vuelven, y veo a Messi, que con seis Balones de Oro ha sido el jugador más reconocido de la Historia. Más de cuatrocientos goles consiguió marcar con la camiseta blaugrana. Veo a Xavi, ahora director general del club, que también tuvo su reconocimiento, y que después de entrenar al equipo substituyendo a Pep, consiguió tres nuevas Champions. Y veo a Iniesta, dos Balones de Oro le contemplan, que ahora ejerce de directivo, junto al presidente, Piqué. Ambos supieron recoger lo mejor de aquellos maravillosos años, y lograron que los ciclos se superpusieran uno tras otro, hasta llevar al equipo a cotas jamás soñadas al inicio de este siglo. Y veo a Rafinha, Tello, Deulofeu, Montoya y Bartra, que fueron los que recogieron el testigo de ese inicio triunfal, y consolidaron la apuesta que se hizo por la cantera. Y también veo a Puyol, que con una estatua en la puerta de tribuna del club, a cincuenta metros de la de Kubala, se alza majestuoso alzando una Champions.

  • ¿Y avi, quien ese señor tan mayor que enfocan las cámaras?
  • Ese es Cruyff.
  • ¿Cruyff? ¿Ese jugó en el Barça?
  • Sí, y ahora es el presidente de honor desde hace 10 años.

Y ahora mi memoria, que ya empieza a fallar, viaja un poco más atrás, y refleja a un melenudo jugador aterrizar en el Prat, y darme mi primera alegría como culé. Y las primeras imágenes en blanco y negro, me repasan un cero a cinco en el Bernabeu, en una victoria atípica en aquellos lejanos setenta del siglo pasado, pero que en este siglo XXI se ha hecho muy corriente. Y las imágenes en blanco y negro, van tomando color, y el naranja, si, el naranja aparece en mi retina. Aparece en forma de “pinya” de jugadores, abrazándose tras la consecución de un gol. El gol que dio la primera de nuestras once Champions.

  • ¿Avi, avi…, y ese quien es?
  • ¿Ese?… Ah!!…, ese es uno, que había sido entrenador del Real Madrid, ahora es secretario técnico del Málaga. Mourinho se llama
  • ¿Y que hace ahí?
  • Ha venido a pedir jugadores, para que se los cedan en el mercado invernal.
  • Aaaah!!!.. No he oido nunca hablar de él.

Y el balón empieza a rodar. Los millonarios de River esperan atrás, el Barça mueve el balón, toque y desmarque, todos juntos se mueven como un ballet alrededor del esférico, que gira y vuela de lado a lado del campo, se mueve deprisa, pasa de un jugador a otro casi sin tiempo para reaccionar…. Y así, vestidos de azulgrana, los jugadores, ejecutan una sinfonía que no por muy vista en estas dos últimas décadas aburre. Y es que es tan bonito ver jugar al Barça.

  • Avi… Avi…
  • Shssss, calla nena…., que ha empezado el partido. Disfruta!!!!!!

Fuente

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.